es_tu_dia

Just another WordPress.com weblog

La fe (comentario)

with 2 comments

Comentario al caso sobre la fe


Ante todo, es preciso comprender qué se entiende, en un sentido amplio, por fe. La fe no se dirige primariamente a “algo”, sino más bien a “alguien”. La fe es un “fiarse”, y uno no se fía de las cosas, sino de las personas. Cuando hay fe en alguien, se acepta lo que dice no tanto por lo que se dice en sí, sino más bien por quién lo dice. Supone aceptar un “algo”, pero por causa del “alguien” de quien nos fiamos. Cuando el motivo por el que se tiene algo como verdad es que nos convence, está claro de quién nos fiamos: de nosotros mismos. Al menos, supone no confiar plenamente en quien lo afirma. Y en este caso se trata nada menos que de Dios.

Antonio sólo tiene fe en lo que le convence. No se trata tan sólo de discernir, entre varias “ofertas” que pretenden tener la Revelación divina, cuál dice la verdad. No pretende que las respectivas “demostraciones” muestren la verdad, sino que convenzan; por eso, lo que él llama “demostraciones” no lo son en realidad, o al menos son concluyentes en sí mismas, sino sólo en cuanto “le” convenzan. Prueba de ello es que en su visión no parece importar que una religión diga la verdad, sino sólo “que sirva” para ser mejor. Para él, la religión no es algo “verdadero”, sino sólo “útil”. Parece ver en ella una oferta variada de personas —a las que “concede” buena intención, eso sí— que crean un montaje, con base a ideas particulares, opiniones, hipótesis, o lo que sea: todo, menos la verdad que proviene de Dios. Hay, pues, no ya una incertidumbre sobre cuál es la verdadera religión, sino un verdadero agnosticismo encubierto. Y no está de más aclarar que, por supuesto, la religión es “útil” —sería más adecuado decir benefactora—, pero lo es en la medida en que es verdadera: no se pueden disociar “verdad” y “bien”.

Y si nos preguntan a los católicos si pretendemos tener “el monopolio de la verdad”, ¿hay que contestar que sí? En realidad, no está muy bien formulada la pregunta: contestar que sí a secas da a entender que tenemos todo y los demás nada. Es verdad lo primero, pero no lo segundo. Las demás religiones tienen parcelas de verdad, que en algún caso son muy elevadas, y, en la medida en que las tienen, pueden hacer el bien; pero la plenitud de la Revelación corresponde sólo a la Iglesia Católica. No podría ser de otro modo, si de lo que estamos tratando es de la verdad: ante afirmaciones contrarias, sólo una de ellas puede ser verdad, y por tanto en los temas discrepantes, entre varios que reivindican tener la verdad, sólo la puede tener uno.

¿Y por qué ese uno tiene que ser la Iglesia Católica? No es muy difícil, al menos si se examina con profundidad, descartar bastantes creencias, por sostener cosas absurdas, tener origen incierto o enseñar una moral indigna, pero eso no resuelve todo el problema. Aquí entran en juego las “investigaciones” de Gonzalo. Los argumentos que estudia son perfectamente válidos, siempre que se sea consciente de que tienen una “utilidad limitada”, es decir, insuficiente para garantizar el ulterior acto de fe. Constituyen lo que se han llamado preambula fidei, y muestran que es razonable adherirse a la fe católica, y que sólo ella tiene todas las garantías de autenticidad. Sitúan, a quien honradamente busca la verdad, a la puerta de la fe. Pero no más allá. Porque tener fe no será nunca fruto de comprobar la veracidad de la conclusión de un razonamiento, sino la respuesta a una gracia de Dios que mueve a creer, y, por tanto, un don de Dios, inalcanzable con las solas fuerzas humanas. Es el rechazo de esta gracia —por ejemplo, cuando pretendemos condicionar nuestra adhesión a tener una seguridad que sólo proporciona la evidencia: ésta sustituiría a la confianza— lo que es culpable, y, por tanto, un pecado. Es también interesante saber que, de todos los argumentos —”motivos de credibilidad”— expuestos, el más importante es el fruto de santidad de la Iglesia (cosa distinta son a veces las apariencias o los “clichés” propagandísticos, que se disipan cuando se examinan las cosas de cerca y con rigor). Es cierto que puede haber santidad en comunión imperfecta con la Iglesia, pero sigue siendo fruto de la santidad de la única Iglesia. De ahí la fuerza que tiene el enseñar las vidas de los santos, más aún cuando se trata de santos cercanos en el tiempo y circunstancias.

Pero, para dar sus frutos, la búsqueda de la verdad debe ser honrada. Aquí sucede algo parecido al primer caso. Lo que dice la madre de Gonzalo es verdad, sobre todo en un caso como éste en que Antonio, a diferencia de lo que parecía ocurrir con Bárbara, ha sido educado en la fe católica. Ha habido un rechazo —al menos práctico— de ésta, y eso no sucede sin motivo. Hay cosas que no entiende —la respuesta a cada uno de sus argumentos se hará en los respectivos casos que traten esos temas—, pero eso es la excusa, o al menos la consecuencia, no la causa. La causa la expone bien Gonzalo, y —menos impulsivamente que Margarita en el primer caso— actúa bien: no hay otra manera de “despertar” a Antonio.

Y por último, aunque sea un asunto que poco afecta al tema de este caso, el caso nos recuerda que, en las tareas de formación cristiana, aunque sea la catequesis más elemental, la primera necesidad es comprobar y cuidar la formación de quienes se pretende que formen a los demás.

Written by rsanzcarrera

octubre 12, 2007 a 12:31 pm

Publicado en Catequesis

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Me encanta este temario de confirmación. Lo he encontrado por “casualidad” y veo la mano de Dios. Creo debería llevar un power point porque es más intuitivo para los adolescentes. Gracias

    maribel

    junio 15, 2012 at 3:36 pm

    • Gracias, maribel, por tu comentario. Tomo nota de tu sugerencia. Ojala tenga tiempo para todo. Saludos

      rsanzcarrera

      junio 15, 2012 at 4:52 pm


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: