es_tu_dia

Just another WordPress.com weblog

Dios es mi Padre y me llama a la santidad de vida propia de un hijo suyo

with 2 comments

Mis relaciones con Dios no son sólo de criatura-Creador sino que por la gracia de la Redención de Jesucristo hemos sido hechos hijos adoptivos de Dios:

El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros (Jn 1,14). A cuantos le recibieron les dio poder para ser hijos de Dios, a los que creen en su nombre (Jn 1,12)… Mirad qué amor tan grande nos ha mostrado el Padre: que nos llamemos hijos de Dios, ¡y lo somos! (1Jn 3, 1). Por el Bautismo el cristiano participa de la gracia de Cristo, Cabeza de su Cuerpo. Como “hijo adoptivo” puede ahora llamar “Padre” a Dios, en unión con el Hijo único (CCE, 1997). Los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. En efecto, no recibisteis un espíritu de esclavitud para estar de nuevo bajo el temor, sino que recibisteis un espíritu de hijos de adopción, en el que clamamos: ¡Abbá, Padre! Pues el Espíritu mismo da testimonio junto con nuestro espíritu de que somos hijos de Dios (Rom 8,14-16).

Hace poco me contó alguien este sueño: llevaba varios días preocupado por los problemas económicos y por una conversación que debía tener con el director de banco. La noche anterior a la visita tuvo un sueño en el que discutía acaloradamente con el que se suponía el gerente del banco. En un momento de la conversación el Director se levantó de su asiento y a él le pareció un gigante que le daba una especie de cartulina blanca como una tarjeta de visitas. En ella estaba escrito: “Tu eres mi hijo amado”… Esa mañana se dirigió al banco de otra mañana.

Cfr. La idea del ancla de la carta a los hebreos, también puede ayudar para explicar esto…

Todos podemos afirmar de modo muy particular: nosotros hemos conocido y hemos creído el amor que Dios nos tiene (1 Jn 4,16): por eso nuestra relación con Dios debe ser filial y piadosa:

Es preciso convencerse de que Dios está junto a nosotros de continuo. -Vivimos como si el Señor estuviera allá lejos, donde brillan las estrellas, y no consideramos que también está siempre a nuestro lado.

Y está como un Padre amoroso -a cada uno de nosotros nos quiere más que todas las madres del mundo pueden querer a sus hijos-, ayudándonos, inspirándonos, bendiciendo… y perdonando.

¡Cuántas veces hemos hecho desarrugar el ceño de nuestros padres diciéndoles, después de una travesura: ¡ya no lo haré más! -Quizá aquel mismo día volvimos a caer de nuevo… Y nuestro padre, con fingida dureza en la voz, la cara seria, nos reprende…, a la par que se enternece su corazón, conocedor de nuestra flaqueza, pensando: pobre chico, ¡qué esfuerzos hace para portarse bien!

Preciso es que nos empapemos, que nos saturemos de que Padre y muy Padre nuestro es el Señor que está junto a nosotros y en los cielos. (Camino 267)

Ahora te toca a ti: ¿Estas dispuesto a superar tu egoísmo ? ¿Te vas a dejar querer por un Dios que es tu Padre? ¿Te vas a dedicar este año a querer a Dios (y por él a los demás) más que nunca? Dejarse querer y querer: Sed pues perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto… Y recuerda que la perfección (la santidad) está en el Amor… Porque solo tu eres santo, solo tu Señor, solo ti altísimo Jesucristo… y Dios es Amor.

Saber Querer a Dios:

Un ejemplo: Aquel monje dejó escrito este Epitafio: “Dios amó a Juan y Juan intento durante toda su vida corresponder a ese Amor”… Su lectura provocó en aquel joven una profunda conversión en su vida.

Otro ejemplo. Me llamaron para celebrar una misa de funeral en un pueblo. Al llegar me dirigí a la casa del difunto; se trataba de un joven de unos 18 años, muerto en accidente de tráfico a altas horas de la madrugada. Su madre estaba cerca del féretro, había pasado inadvertida hasta que se dispusieron a tapar la caja, entonces se abalanzó hacia su hijo muerto para abrazarlo por última vez mientras le decía llorosa: “hijo mio, hijo mio, ¡que poco tiempo nos has dejado para quererte!… Me emocioné y conforme subíamos a la iglesia iba pensaba: esta mujer no ha dicho, ya no tendré más tu presencia, tus sonrisas, tus miradas… ¡Qué amor más maduro el de esta madre: hecho para amar!

Otro ejemplo. Aquel joven se presentó nervioso. Llevaba tiempo pensando en casarse y venía a consultar con un sacerdote amigo. En un momento de la conversación se le escapo: “A veces dudo de si María me va a hacer feliz “… El sacerdote le interrumpió y le dijo.: “en mi opinión conviene esperar a que este amor madure y estés más seguro”. Al cabo de un tiempo se volvió a presentar el joven. Esta vez, en un momento de la conversación dijo: “No sé, si yo estoy a la altura de su amor, si seré capaz de hacer feliz a María” … El sacerdote sonrió y dijo: “me parece que ya es el momento oportuno; tu amor ha madurado”

Saber Dejarse querer de Dios:

Fui a bendecir la casa de un amigo. Al entrar vi a Quique, es el hijo autista de mi amigo. Le llamó: “Quique ven a saludar a Rafael” Quique seguía distraído, y su padre insistió más, entonces vino en crío y por unos segundos nuestras miradas se encontraron después siguió jugando en su rincón de juegos. Su padre me explico que la educación especial que recibe se centra en procurar que conecte con la realidad el máximo de tiempo que sea capaz. Al irme iba pensando: Señor, que no sea yo como un hijo autista tuyo; los santos se han curado porque son contemplativos itinerantes y a mi, Señor, ¡cuanto me cuesta darme cuenta de que estás conmigo! .

Otro ejemplo: Me decía aquel anciano,: “mire, de joven quería demostrar a Dios cuanto le quería y ahora he visto que lo importante es dejarle que me quiera… ¡Si yo le dejara…!” La santidad está más en eso: si yo le dejara quererme como el quiere, mi vida sería una respuesta de amor, porque el amor con amor se paga…

Otro ejemplo:La familia numerosa llegó y alquiló una barca para pasar el día. Al principio les costó salir adelante pues estaban desorganizados para remar, pero pronto se encauzaron hasta una playa cercana. A la tarde regresaron todo tostaditos por el sol y dejaron las barcas en su sitio. Entonces, uno que los vió comentó te has dado cuenta que sin saber remar, lo bien que les ha salido el día. El otro dijo: “Bueno, no es para tanto. A la mañana la marea estaba de bajada y los empotró prácticamente en la playa. Y por la tarde han entrado en la marea de subida cuyas corrientes les trajeron hasta el puerto. En el fondo no han hecho otra cosa que dejarse llevar por las mareas”. Así es nuestra vida, en fondo estamos inmersos en esta corriente de amor de Dios y es lo que realmente importa.

Si somos hijos de Dios, hemos de vivir en Cristo: Jesucristo es el Camino para ir al Padre: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida (Jn 14,6). Se nos pide la humildad de no querer inventarnos a nosotros mismos y ponernos en las manos de Jesús: conviene que Él crezca y que yo mengue (Jn 3, 30) y así viviendo la verdad con caridad, crezcamos en todo hacia aquél que es la cabeza, Cristo (Ef 4, 15).

Cfr. El relato del encuentro de Jesús con Zaqueo puede iluminar estas ideas

Acudamos a nuestra Madre:¡Cómo gusta a los hombres que les recuerden su parentesco con personajes de la literatura, de la política, de la milicia, de la Iglesia!…

-Canta ante la Virgen Inmaculada, recordándole: Dios te salve, María, hija de Dios Padre: Dios te salve, María, Madre de Dios Hijo: Dios te salve, María, Esposa de Dios Espíritu Santo… ¡Más que tú, sólo Dios! (Camino 496)

Para ahondar más en estas ideas podemos mirar en:

Cfr. El agradecimiento y

cfr. el primer mandamiento

Anuncios

Written by rsanzcarrera

febrero 25, 2008 a 4:43 pm

Publicado en curso de retiro

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. yo soy una elejida de dios

    zulay vanegas

    mayo 14, 2009 at 9:10 pm

  2. He que lindo articulo. Estoy creando un blog como este, solo que recién comienzo. Me encanto, espero que sigas adelante.

    anibal

    marzo 10, 2011 at 8:21 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: