es_tu_dia

Just another WordPress.com weblog

En el juego: niños guerreros, niñas negociadoras

leave a comment »

La diferente forma de jugar y la diferente manera de entender la amistad, hace que los niños se encuentren más a gusto jugando con otros niños y las niñas con otras niñas. Sólo tenemos que acercarnos y mirar un patio de cualquier colegio. Desde su más temprana edad, los chicos manifiestan una clara preferencia por el juego activo al aire libre, con una fuerte predilección por los juegos de contacto corporal, competitivos y con una clara definición de ganadores y perdedores (cfr. La Revista Chile Development 69, nº 3). Con dos años los niños están menos inclinados a compartir juguetes y a respetar los turnos que las niñas. La diferencia en fuerza física provoca en la infancia un distanciamiento de las niñas, inevitable y además voluntario y consciente. «Hacer el salvaje» solamente es posible con «ellos», de manera que rechazan a las chicas y, sin embargo, fortalecen la relación entre compañeros generándose a la vez un fuerte vínculo de exclusividad.

Hay estudios que demuestran que las niñas guardan turnos veinte veces más a menudo que los niños y que sus juegos de ficción tratan habitualmente de interacciones en el cuidado y atención de seres desvalidos. En este sentido Viviam Gussin Paley ha escrito: «El jardín de infancia es el triunfo de los estereotipos sexuales. Ninguna dosis de propaganda o subterfugio de los adultos desvía la pasión de los niños de cinco años por la segregación de sexos» (cfr. Boys and Girls: superheroes in the doll corner).

En todos los niveles académicos se verifica la tendencia de las chicas a buscar la cercanía de chicas y de los chicos la de chicos. La psicóloga Eleanor Maccoby señala que el hecho de que los niños escojan amigos del mismo sexo para compartir el tiempo libre no puede deberse a una mera imitación de los adultos porque, precisamente en el mundo adulto, estamos siempre (empezando en la propia casa el padre con la madre) interactuando con el sexo opuesto. Sin embargo, los niños con plena libertad, eligen conscientemente amigos de su mismo sexo a pesar de que el ejemplo de los adultos sea precisamente el contrario.

Anuncios

Written by rsanzcarrera

enero 26, 2009 a 12:51 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: