es_tu_dia

Just another WordPress.com weblog

Actividad de la materia: regularidad y azar

leave a comment »

Este artículo es continuación de: Implicaciones teológicas de la física moderna, por D. Manuel Carreira, s.j.

C – Actividad de la materia: regularidad y azar

Toda ciencia busca la descripción de la realidad material en términos de “leyes” que permiten la predicción de estados futuros a partir de condiciones iniciales conocidas, o la inferencia de etapas anteriores que expliquen el estado actual observado. Tales leyes son expresiones generalizadas de modos de proceder que tienen como base última las propiedades mismas de la materia.  En consecuencia, las leyes son universalmente válidas en las condiciones en que pueden aplicarse.

En el mundo de lo macrofísico se admite tal regularidad de proceder como obvia, aunque se habla de sistemas caóticos aun en el caso de los planetas del sistema solar o de otros conjuntos macroscópicos.  El significado de la palabra caos es, sin embargo, diverso del que sugiere su uso vulgar: solamente indica una dependencia tan fuerte de pequeños cambios en las condiciones iniciales del sistema que la predicción de su estado a largo plazo no puede ser cierta.  Así puede verse que la posición de Plutón, dentro de 100 millones de años, puede cambiar en 180 grados en su órbita, debido a perturbaciones de otros planetas, si las condiciones iniciales varían en unos pocos centímetros. Al no ser posible ese grado de exactitud (ni en posición ni en valores de masas y velocidades), no es predecible la situación futura sino con un margen de error muy amplio. Como es obvio, esta incapacidad de predicción cierta no es consecuencia de ningún tipo de azar o indeterminación intrínseca a la materia, sino solamente de la imposibilidad práctica de conocer con suficiente exactitud todos los factores a tener en cuenta en un sistema físico complejo.

No hay en esto dificultad teológica relacionada con la actividad de la materia macroscópica o el concepto de indeterminación y azar.  Pero en la microfísica se afirma  que los fenómenos ocurren “sin causa”, aleatoriamente, y que tal comportamiento es intrínseco a la materia y no consecuencia de nuestras limitaciones cognoscitivas.  De ahí se infiere la imposibilidad de conocimiento cierto del futuro, aun para Dios mismo, porque tal conocimiento sería contradictorio con la interpretación probabilística de la ecuación de onda que describe un sistema cuántico.

Sin entrar en detalles de interpretaciones en términos de parámetros objetivos y no probabilísticos (por ejemplo, de Bohm) es suficiente subrayar la  dependencia total de lo creado y contingente con respecto al Creador, tanto en el momento inicial de su existencia como en la conservación y actividad subsiguiente.  No puede menos de conocer lo que ocurre quien hace posible el que ocurra, en los detalles más mínimos, e indica una falta de lógica filosófica el suponer que la actividad de la materia ya creada se da con independencia de quien la mantiene en la existencia.

El azar no es tampoco una razón explicativa de un fenómeno físico, pues no representa fuerza alguna ni parámetro medible de la materia.  El azar sólo expresa la falta de relación lógica entre propiedades o hechos que consideramos simultáneamente.  Puedo encontrarme con un amigo al que no he visto en mucho tiempo, y tal encuentro ocurre por azar si no hemos hecho planes de vernos en ese momento en ese lugar, aunque cada uno tenga sus razones para acudir allí.  Un meteorito puede caer por azar sobre una casa concreta, pues no hay ley física que relacione su trayectoria con la existencia de ese edificio. Ni hay ley que permita, a priori, predecir tal encuentro, que supone la actividad libre humana de haber construido la casa en tal lugar.

En este sentido, el azar es una realidad continua en nuestra experiencia, pero no presenta un problema teológico: para Dios no hay jamás azar, ya que su omnisciencia conoce desde el primer momento toda la actividad de cada partícula de materia en toda la historia del Universo.  Más aún: al elegir crear la totalidad cósmica, el Creador elige las condiciones iniciales previendo en todos sus detalles más nimios el proceder de cuanto crea; nada puede ocurrir por sorpresa para una inteligencia infinita que no se desarrolla en el tiempo.  Ni es obstáculo para la ciencia tal conocimiento divino, sino garantía de orden y cognoscibilidad, ni deja de ser posible la ciencia por la actividad libre del ser humano, totalmente imprevisible.

Es, pues, la Física moderna un punto de partida válido para encontrar orden en el Universo, compatible con el desarrollo científico y con la visión teológica de un Dios inteligente, para el que no hay azar y que no actúa arbitraria y caprichosamente al modo de los dioses paganos.  Es también una base correcta para admitir la existencia de un principio de actividad libre en el Hombre, que no contradice a las leyes de la materia, porque esa actividad no es de orden material, aunque se realice en el ámbito de un ser que pertenece también al mundo de la materia.

Queda, incluso, abierta la posibilidad de una intervención extraordinaria del Creador en su mundo (milagro), no para derrocar sus leyes o hacer imposible la ciencia, sino para dar un nuevo elemento de conocimiento o relación personal del Hombre al Creador. Como obra excepcional tiene un fin sobrenatural y no destruye la actuación normal de la materia que es la base de la ciencia. Es posible también -en principio- la Revelación, que no cambia ningún parámetro físico sino que comunica conocimiento. Tal comunicación se da en al ámbito humano, y ni ese intercambio de información ni las actividades libres subsiguientes se ven como incompatibles con la Ciencia.

Anuncios

Written by rsanzcarrera

octubre 23, 2009 a 11:55 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: