es_tu_dia

Just another WordPress.com weblog

El acto de fe (introducción)

leave a comment »

La fe es la fuerza que mueve a las personas a vivir y a luchar por lo que creen. Nadie puede eximirse de esta realidad. Podríamos decir que todos somos creyentes, sólo que en cosas distintas. Es un hecho que debemos creer en la mayoría de las cosas que nos dicen, o en aquellas de las que recibimos alguna información, porque es imposible tener evidencia empírica de todo. Nada más natural que la fe, y nada más humano que el creer. El problema no es si creemos o no, sino, en qué creemos. Y es justamente lo que trataremos en estas sesiones. Intentaremos responder a planteamientos como: ¿Qué es lo más conveniente creer? ¿Por qué creer en lo que creemos? ¿Hay alguna razón para creer, o por el contrario la fe es irracional?

Si queremos analizar qué es lo más lógico, si creer en la existencia de Dios, o negar su existencia, nos daremos cuenta de que hay más cuestionamientos existenciales que se resuelven si creemos que Dios existe, que si negamos su existencia.

La consecuencia de negar a Dios es que si seguimos en esa dirección, cada vez irán apareciendo más aspectos de la vida carentes de sentido y de lógica. Negar la existencia de Dios nos va haciendo cada vez más irracionales hasta llegar, si no lo remediamos, a la demencia y a la locura. Lo que le pasó a Friedrich Nietzsche en los últimos años de su vida es un ejemplo de ello. Nietzsche ha sido el ateo más coherente de la historia, pues intentó acabar con los planteamientos fundamentales de la existencia de Dios, hasta tal punto que construyó una especie de ateísmo lo más coherente que se podía. Y caminando en la dirección de ese ateísmo, Nietzsche se dio cuenta de que, siendo Dios el fundamento de la moral y de la ética, si Dios no existe, no hay principios, no hay moral, no hay sentido, no hay racionalidad ni lógica. Por eso los historiadores de la filosofía bautizaron su planteamiento como “el irracionalismo”, pues al negar la existencia de Dios, el pensador alemán fustigó con vehemencia la racionalidad del pensamiento occidental. Este irracionalismo hizo que Nietzsche terminara en un manicomio. En su época de lucidez, Nietzsche se había declarado enemigo jurado del cristianismo, al que dijo odiar con todas sus fuerzas. Pero fue justamente ese rechazo al cristianismo el que produjo en él una especie de relación erostánatos (amor-odio) con esa doctrina. Es así que  en sus años de demencia Nietzsche firmaba como “el crucificado”. Así se identificaba el odiador de Cristo, que concebía la cruz como el mayor fracaso de la existencia, y que por tanto intuía que él tenía que estar crucificado porque su existencia había fracasado rotundamente.

En estas sesiones quizás experimentemos el mismo asombro de Jean Guitton ante el cristianismo, que le llevó a descubrir en él a la religión verdadera, pensando que una religión tan extraña –un Dios que se hace hombre, que nace de una Virgen, que pretende fundar una Iglesia gobernada por hombres pecadores y que para terminar muere crucificado como un criminal– no es posible que haya sido inventada por un ser humano, aún en el ocaso de su intelecto más mermado[1]. El episodio referido de Jean Guitton corresponde al encuentro ficticio del académico francés con el filósofo Henri Bergson, en el cual Bergson le preguntaba a Guitton por qué era cristiano. Y Guitton argumentaba que su racionalidad exacerbada le llevó por fuerza a reconocer la verdad en el cristianismo, pues nunca había contemplado tanta creatividad y tanta singularidad en los contenidos de una religión. Sólo un Dios infinitamente inteligente pudo haber inventado algo semejante.


[1] Cfr. J. Guitton, Mi testamento filosófico, Encuentro, Madrid, 2000.

Anuncios

Written by rsanzcarrera

agosto 5, 2013 a 11:44 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: