es_tu_dia

Just another WordPress.com weblog

La cuestión no es creer o no creer sin más, sino en qué creemos y en qué no creemos, y si las cosas a las que damos un asentimiento de fe son más razonables que las que indican su opción contraria.

leave a comment »

La cuestión no es creer o no creer sin más, sino en qué creemos y en qué no creemos, y si las cosas a las que damos un asentimiento de fe son más razonables que las que indican su opción contraria.

Es hora entonces de dar respuesta a la pregunta que nos hemos planteado en el título de este apartado, ¿es razonable el acto de fe? Y la respuesta es: depende. Si hay razones serias para creer en lo que creemos, ese acto de fe es razonable. Pero si creemos por razones superficiales, o incluso contradiciendo razones de peso, entonces ese acto de fe es irracional y conduce al desquiciamiento y a la irracionalidad, a la locura y a la demencia.

Esto se puede ver más claro examinando los argumentos de los filósofos. El filósofo argentino Juan José Sanguineti afirma que “creer es asumir una tesis como verdadera, aunque no se imponga como evidente[1]. Sostiene también que al mismo tiempo, “este juicio de fe está movido por una voluntad de creer y se basa en algún motivo de credibilidad[2]. Según esto, en la fe humana hay dos elementos: la voluntad de creer y los motivos de credibilidad. A partir de estos elementos, podemos afirmar con Sanguineti que “la adhesión de fe es un juicio, pero también una decisión[3]. Sólo con esos elementos podríamos hablar de una fe con fundamento racional. En efecto, sostiene Sanguineti que la fe “tiene sus motivos justificantes, pues todo acto humano correcto debe tener una motivación racional, que (…) puede ser un testimonio creíble o una persona en quien se tiene confianza[4].

Siendo la fe un acto humano, subiremos un escalón y trataremos el tema de la fe sobrenatural, que no por ser divina deja de ser humana, pues lo divino no anula lo humano, sino que más bien lo enaltece.


[1] J. J. Sanguineti, El conocimiento humano: una perspectiva filosófica, Palabra, Madrid, 2005, p. 294.

[2]Ibídem.

[3]Ibíd., p. 295.

[4]Ibíd., p. 294.

Anuncios

Written by rsanzcarrera

agosto 6, 2013 a 12:01 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: