es_tu_dia

Just another WordPress.com weblog

Teología espiritual especial (la vida cristiana según san Josemaría Escrivá)

leave a comment »

san-josemaria-escriva-de-balaguerEsquema general

Este trabajo está basado en la obra de ERNST BURKHART – JAVIER LÓPEZ, titula: Vida cotidiana y santidad en la enseñanza de san Josemaría (Estudio de teología espiritual).

Para san Josemaría, la filiación divina –o, más exactamente, el sentido de la filiación divina– es el “fundamento” de la existencia cristiana; y la santificación del trabajo profesional es el “eje” de la vida de un fiel llamado a santificarse en medio del mundo. Sobre ese “fundamento” y en torno a ese “eje”, la existencia cristiana se dirige hacia su meta o “fin”: la santidad, unión amorosa con Dios, inseparable del apostolado. Ahora nos interesa decir que estos tres elementos –el fundamento, el eje y el fin– nos han servido de pauta para la elaboración de nuestro esquema, llevándonos a agrupar conceptualmente los temas en tres Partes: una sobre el fin último, otra sobre el sujeto de la vida espiritual (en la que se habla principalmente de ese “fundamento” que es la filiación divina) y una tercera sobre el camino del cristiano (donde se trata del “eje”: la santificación del trabajo).

Esquema general detallado completo aquí.

– La Parte I trata, como hemos dicho, del fin último que ha de buscar el cristiano en todas sus acciones. La Sagrada Escritura lo define de varios modos. Leemos, por ejemplo, en la primera Carta a los Corintios: «Ya comáis, ya bebáis, o hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para gloria de Dios» (10,31); y a los Colosenses se dice: «Todo cuanto hagáis de palabra o de obra, hacedlo todo en nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de Él» (3,17).

  1. Apoyado en esos y otros pasajes de la Escritura, san Josemaría indica el fin último con tres expresiones concatenadas, que serán los temas de esta Parte primera. Ante todo el fin es “dar gloria a Dios” (capítulo 1º), o sea, conocerle y amarle cumpliendo su Voluntad con obras; lo que significa, en definitiva, convertir todas las tareas en oración, buscando la contemplación amorosa de Dios en la vida ordinaria.
  2. Mas para esto es preciso “querer que Cristo reine” (capítulo 2º), tanto en uno mismo como en los demás y en la sociedad; lo que se traduce en el afán de poner al Señor en la cumbre de todas las actividades humanas.
  3. Y como exigencia de la gloria de Dios y del reinado de Cristo, el cristiano ha de “edificar la Iglesia” (capítulo 3º) cooperando con el Espíritu Santo en la santificación personal y en el apostolado, ejerciendo su participación en el sacerdocio de Cristo, lo que se traduce en hacer de la Santa Misa el centro y la raíz de la vida interior, con la mediación materna de la Santísima Virgen que el cristiano ha recibido por Madre al pie de la Cruz.

– En la Parte II se estudia cómo ha de ser el sujeto de la vida espiritual: en qué consiste su perfección. Es como la otra cara del fin último, porque el cristiano alcanza su propia plenitud y felicidad –la recibe por la acción del Espíritu Santo– cuando busca la gloria de Dios, el reinado de Cristo, la edificación de la Iglesia. Hay un vínculo indisoluble entre santidad (participación en la vida divina) y perfección del cristiano; perfección que consiste en su transformación en “otro Cristo” o, más aún –como repite san Josemaría–, en “el mismo Cristo”. Bien anclado en la tradición de la Iglesia enseña, en efecto, que la perfección es la “identificación con Cristo”. No hay aquí ninguna confusión del cristiano con Cristo, sino una honda percepción del “misterio” de su unión con el Redentor.

  1. Y para que se pueda dar esa identificación progresiva, se ha de cultivar el “sentido de la filiación divina” (capítulo 4º): todo el espíritu de san Josemaría está empapado de esta sorprendente y gozosa realidad.
  2. De ahí nace su apasionada reivindicación de la “libertad de los hijos de Dios” (capítulo 5º),
  3. y su planteamiento de la caridad y de las demás “virtudes cristianas” (capítulo 6º) como virtudes de hijos de Dios que configuran con Cristo, perfectus Deus, perfectus homo.

– La Parte III trata del camino por el que el cristiano se dirige al fin último en la vida presente. Los tres capítulos de que se compone son, en cierto sentido, los más importantes, porque enfocan la puesta en práctica de todo lo anterior. De ese camino se estudian tres aspectos.

  1. Primero, el terreno en el que se mueve el cristiano: las mismas realidades temporales que le sirven de materia de santificación y que él transforma al santificarlas; hablaremos, por tanto, en primer lugar de la “santificación del trabajo y de las demás actividades temporales” (capítulo 7º).
  2. Después consideraremos que, a causa del pecado, recorrer ese camino cuesta esfuerzo; en la vida presente, el amor a Dios –esencia de la santidad– requiere siempre lucha contra la inclinación al mal que anida en el corazón del hombre y contra las tentaciones que sobrevienen desde fuera: hablaremos, pues, de la “lucha por la santidad” (capítulo 8º), que es un combate por amor, sostenido por el Espíritu Santo.
  3. Por último expondremos “los medios de santificación y apostolado” (capítulo 9º) de los que dispone el cristiano para recorrer su camino: la participación en los sacramentos, la oración mental y vocal, y la formación cristiana por diversos cauces, en particular el de la dirección espiritual.

Terminamos con un EPILOGO sobre la “unidad de vida”. No se trata de un aspecto más, sino de un concepto clave en san Josemaría que recapitula toda su enseñanza, porque resume la “unidad de fin” y la “unidad interior del cristiano” que se realizan en el camino de santificación.

Enlaces de interés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: