es_tu_dia

Just another WordPress.com weblog

2) El caballo del siglo XXI

leave a comment »

El caballo es una de las piezas más difíciles de manejar, tanto para el maestro como para el aficionado al ajedrez. La utilización del caballo en nuestros días está cambiando su enfoque. Tarrasch cuando afirmaba que “los caballos en el borde son nefastos”, sin embargo en la actualidad algunos afirman que “los caballos viven en el borde del tablero”.

Veamos un par de ejemplos de caballos en el borde de aperturas jugadas comúnmente en la actualidad:

  • La siguiente línea de apertura corresponde al Ataque Austríaco de la Defensa Pirc1. e4 d6 2. d4 Cf6 3. Cc3 g6 4. f4 Ag7 5. Cf3 O-O 6. Ad3 Ca6 7. O-O c5 8. d5 Ag4, con múltiples alternativas para ambos bandos (Ver diagrama 16). La posición se encuentra prácticamente igualada (+0.25), y el caballo en a6 listo para entrar en acción cuando sea requerido.

  • Analicemos un segundo ejemplo. Watson propone la siguiente idea muy imaginativa de un caballo en el borde del tablero: 1. d4 d5 2. c4 Cc6 3. Cc3 dxc4 4. Cf3 Cf6 5. Ag5 a6!? 6. d5 Ca7! (Ver posición del diagrama 17)

  • Explica Watson que: esta es una jugada puramente pragmática, ya que las negras amenazan defender su peón mediante …b5, pero también quieren minar el apoyo del centro blanco mediante …Cb5, cambiando e importante caballo de c3 de las blancas. Por ejemplo: 7. e4 Cb5 8. Dc2 Cxc3 9. bxc3 b5 10. a4 Ab7 11.Cd4 Dd7 (Véase diagrama 18):

En el diagrama 20 aparece la posición a que había llegado el jugador Kosíkov en la partida que se reseña.

El mismo relata su proceso de pensamiento: “Imagine que poderosa batería (dama + alfil) se instalará cuando el alfil vaya a c6. Por supuesto, es deseable mantener a la dama en una casilla central, y esto significa que es necesario tomar medidas para combatir la amenaza de Cc3. ¿Ustedes sugieren cambiar el alfil de casillas negras por el caballo de c3? Saben, esta idea no es particularmente buena, porque el alfil blanco saldrá por a3. En su lugar, Kosíkov jugó simplemente: 1… Ca4! (Ver diagrama 20 a)

Comenta Kosíkov: “las jugadas al borde del tablero pueden ser buenas si están asociadas con una idea lógica”. La partida prosiguió así: 2. Cc3 Cxc3 3.bxc3 Ac6!

Kosíkov se refiere extensamente acerca de su decisión, y el comentario más relevante se refiere a la alternativa 3…c5: “¿Pero cuál es el punto? Usted desea deshacerse del peón doblado. ¿Pero respecto a qué mi peón de c7 es inferior al peón de c3? No lo veo”. Advierta la cuidadosa actitud pragmática para con los peones doblados: si ellos no son malos, ¿quién debe preocuparse? El juego prosiguió así: 4. O-O Tb8 5. Te1 Ae7 6. h4 h5 7. De2 g5 8. Axg5 Axg5 9. hxg5 h4 (Ver diagrama 21).

La idea de 10…h3 forzó la apertura de la gran diagonal (con el alfil negro sin oposición), conduciendo a una ventaja decisiva para las negras. El pequeño salto hacia el borde con 1…Ca4!, para mantener las casillas blancas a pesar de los ‘principios del desarrollo’, resultó crucial para el plan integral de las negras.

Finalizo esta lección con la conclusión de Watson: Los jugadores modernos no tienen inhibiciones acerca de ubicar los caballos en el borde del tablero, por la simple razón que ellos poseen allí útiles funciones activas, y pueden combinarse con otras piezas e ideas de una manera óptima. Los viejos tiempos de la centralización de los caballos se han ido para siempre.

Written by rsanzcarrera

marzo 26, 2015 a 11:17 pm

Publicado en ajedrez

Tagged with

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: